Grupo para la investigación y la acción en la escuela

Gramsci: tres momentos de la hegemonía

Juan Dal Maso | Ideas de izquierda |
La cuestión de la hegemonía ha sido sobreanalizada e interpretada tanto dentro como fuera del marxismo. Siguiendo la idea planteada por Gianni Francioni en su clásico estudio, consideramos que Gramsci construye en los Cuadernos de la cárcel una teoría general de la hegemonía que puede utilizarse tanto para comprender la hegemonía burguesa como para reflexionar sobre las condiciones de constitución de una hegemonía proletaria, sin perder de vista las diferencias entre ambos procesos. En este artículo haremos hincapié en este segundo aspecto, en líneas generales menos popularizado que el primero.
Si tomamos en cuenta el pensamiento precarcelario de Gramsci, veremos por ejemplo que en su escrito Algunos temas de la cuestión meridional, ya había planteado el problema de la hegemonía en tanto capacidad del proletariado de movilizar, contra el Estado burgués, la mayor parte de la población laboriosa de Italia, lo cual no era posible sin lograr el apoyo de las masas campesinas. Esta posición tiene continuidad en los Cuadernos.
Tomamos como punto de partida la primera definición de hegemonía que Gramsci realiza en los Cuadernos y luego complejiza: como dirección de las clases aliadas y dominación sobre las adversarias, por lo que cuando una clase está en el poder se vuelve dominante pero debe seguir siendo dirigente (C1 §44, redactado entre febrero y marzo de 1930).
En este artículo proponemos distinguir tres momentos de su utilización por Gramsci: 1) el momento estratégico unido al análisis de situaciones y relaciones de fuerzas y su ligazón con la cuestión de la guerra civil y la insurrección; 2) el momento de la hegemonía en la sociedad de transición al socialismo; y 3) el momento “histórico-universal” en el que la construcción de una hegemonía proletaria es parte de la perspectiva histórica de superación del capitalismo por el comunismo como sistema dominante.
Con el término “momento” nos referimos a un plano que es parte de una progresión lógica como histórica, conceptual como político-estratégica, abierto a diversas combinaciones y mediaciones, aunque con una lógica de desarrollo general que Gramsci mismo se encarga de especificar, como veremos.
Share on Google Plus

About TEORÍA Y PRAXIS

Somos docentes dialéctico-críticos, disconformes con nuestra realidad profesional, que pretendemos someter a una revisión permanente nuestra propia práctica.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario