Grupo para la investigación y la acción en la escuela

Fascismo y neofascismo: evaluación y genealogía del presente

Presentamos aquí algunos trabajos de estudiantes de la asignatura Historia del Mundo Contemporáneo relativos al estudio del fascismo como proceso histórico y hecho del presente. Lo que se plantea aquí es, a partir de un somero análisis del auge del neofascismo en nuestra época y del estudio de los fascismos históricos, establecer posibles paralelismos que ayuden a la comprensión de este fenómeno y a imaginar las vías para construir una sociedad libre de esta lacra.
Esta forma de evaluación facilita que el estudiante lleve a cabo un «enfoque en profundidad» para estructurar un discurso propio sobre el problema a partir de un marco de referencia (aunque este punto aún no lo hemos desarrollado de forma explícita; Romero, 2001; Giroux, 1990), poniendo en marcha su capacidad creativa tanto para la ejecución como para las conclusiones propuestas de cara al futuro.
Poniendo estos trabajos a disposición del público, intentamos completar la atribución de sentido a estas materias, al representar una forma, si bien modesta, de intervenir en la explicación del problema al entorno social del alumnado para transformar, de alguna manera, la realidad social.
La base teórica de este planteamiento pedagógico puede consultarse en este artículo del autor de esta entrada, así como en este otro firmado junto a Pedro A. Amores.

EL FASCISMO EN LA ÉPOCA DE ENTREGUERRAS Y EN LA ACTUALIDADMARÍA QUILES

Una de las grandes razones del nacimiento del fascismo durante la época de entreguerras fueron las crisis que asolaron toda Europa. Pero, ¿qué está pasando en la actualidad? ¿Por qué, de nuevo, está logrando bastante importancia y apoyo ese movimiento? ¿Será que nos encontramos en un ambiente similar al de entreguerras? >>Leer el artículo completo

EL FASCISMO EN LA ÉPOCA DE ENTREGUERRAS Y EN LA ACTUALIDAD | ROCÍO PALAZÓN

El capitalismo provoca grandes crisis cíclicas que son inevitables con este sistema; por tanto, mientras sigamos así, de manera que el capital esté en unas pocas manos y el resto de la población sufra la crisis, llega un momento en que la población se inclina hacia este movimiento, que parece ser el único con la capacidad de salir de la crisis. Pero, como dice Marx, esta dinámica y la organización de los trabajadores provocarían una revolución social que acabaría con el sistema capitalista. >>Leer el artículo completo
Share on Google Plus

About Sergi

Somos docentes dialéctico-críticos, disconformes con nuestra realidad profesional, que pretendemos someter a una revisión permanente nuestra propia práctica.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario